''Esos Locos Barrocos'' siglo de oro, siglo de ahora.

   El día  27 de Noviembre de 2013 la clase 3º de la E.S.O. B fuimos al teatro Cuyás para ver la representación “Esos locos barrocos”, representada por cinco actores que a la vez son músicos, creadores y humoristas. Nos propusieron unos entremeses, selección de breves piezas con humor, escritas en verso con el carácter del siglo XVII; en estos nos regalaron un viaje de ida y vuelta a través del tiempo al maravilloso y reconocido Siglo de oro, adaptándolo de forma que un público juvenil como nosotros pueda entender y disfrutar, teniendo un gran éxito y obteniendo grandes y muy buenas críticas. La representación duró aproximadamente algo más de una hora. Comenzó con los artistas subiendo al escenario cantando y dándonos la bienvenida a su creación. A continuación se presentaron y nos contaron su historia: se habían conocido en el patio del instituto, a unos les gustaba la música, a otros la poesía, otros eran aficionados del humor y otros de la actuación, se unieron y formaron su pequeña y a la vez gran empresa. Concluida la historia de su unión nos dieron una pequeña introducción y explicación de la obra y comenzaron. El primer entremés trataba del negocio de un sastre y de los clientes de este, conocimos lo que era un aparte y fue el protagonista de este, sus personajes lo usaban para poder ser ellos mismos sin miedo a prejuicios  y al que dirán. El sastre ayudaba a los clientes a ello, dándoles prendas que les ayudasen a definirse y a conseguir lo que deseaban. Nos hablaron de los mentideros, que era donde la gente se reunía a conversar. Hablaban sobre todo lo que se les ponía delante y lo que no, especulaban, fabulaban y hablaban por hablar, distorsionando las verdades y convirtiéndolas en auténticos disparates. En este entremés representaron las antiguas censuras, había profesionales que se encargaban de ello, cuando alguien decía algo poco favorable para los poderoso estos se encargaban de callarlos y asegurarse de que no lo volviesen a hacer. Aquí nos pusieron un ejemplo de un cantante callejero que componía canciones con la intención de abrirle los ojos al pueblo y revolucionarlos, el y si ayudante las cantaban en la calle y los encargados de la censura les amenazaban, y si no obedecían les amputaban partes de su cuerpo, al final, no les quedó otra que callar. Nos presentaron a Miguel de Cervantes y a William Shakespeare y a sus personajes más conocidos, el Quijote y Hamlet, estos estaban  hartos de sus autores y decidieron intercambiárselos para así ser felices junto a sus escritores favoritos, escritores que casualmente se cree que murieron el mismo día, el 23 de Abril, siendo este día el del libro. El último entremés trataba del amor en esta época, de como un galán conquistaba a una dama. Este lo intentaba con joyas y recitándole poesía en su balcón, cosa que no funcionó demasiado ya que la que oyó los románticos versos fue su madre, pensando que eran para ella, él le explicó el malentendido y esta le dio la horrible noticia de que su hija ya estaba prometida, al enamorado se  le rompió el corazón, e intentando huir se encontró con una profundo barranco, al que le gritaba echándole la culpa de sus penas. El barranco al ser tan profundo tenía eco, así que el  galán creía que este le contestaba y solucionaba sus problemas. Al final nos deleitaron con un maravilloso duelo de rap entre el pasado el futuro y el presente, ganaba el presente.



    La obra me fascinó, ya que toda ella estuvo escrita en verso y con un humor muy fresco. Tenía al espectador entretenido durante toda la representación, haciéndole disfrutar y pasar un buen tiempo. En mi opinión fue una obra fresca entretenida y muy original, me gusto muchísimo.

Gabriella P. Scalone Reyes
3º E.S.O. B

Comentarios